SECADOR SOLAR

 El deshidratador o secador solar indirecto es una aplicación que permite recuperar la energía solar para secar alimentos. Esta constituido de dos partes: el colector y la cámara de secado. La primera parte permite concentrar la energía solar para elevar la temperatura del aire lo que va a generar un gradiente térmico al origen del desplazamiento del aire al interior del deshidratador solar. El aire caliente va a circular hacia la cámara de secado donde están dispuestos los alimentos en rodajas, evaporando así el agua del producto, secándolo pero también llevando la humedad hacia el exterior. Existen diferentes modelos de deshidratadores cuyos diseños varían para aumentar su capacidad, su velocidad de secado o para garantizar la calidad de los alimentos.